Gran Hotel

Yon González: “Estoy muy contento con el resultado de ‘Gran Hotel'”


Sus inicios en televisión fueron como objeto adolescente. SMS, en laSexta, le puso en el punto de mira. Comenzó como chico Globomedia y eso le daría muchos puntos de cara al futuro. Entonces llegó El internado, en Antena 3. Supuso su lanzamiento nacional y se le colgaron millones de fans a sus espaldas. Se puso un uniforme y cambió de público. Yon Gonzalez llegó a Gran Hotel como estrella juvenil y se convirtió en un hombre de la noche a la mañana.

enrique baró ubach

Entró en Bambú con Gran Reserva, de la mano de su hermano Aitor Luna, aunque nunca llegaron a compartir una escena. La productora le ató y le convirtió en protagonista de su nuevo proyecto. Gran Hotel emite ahora su segunda temporada y, aunque sus datos se han resentido, Antena 3 no ha querido echarse atrás en su decisión de enfrentar la ficción contra el programa de la temporada, La Voz.

Ahora que la serie da el salto al otro lado del Canal de la Mancha, Yon González no quiere abandonar la televisión por el cine. De momento, quiere dedicarse a lo que le ha dado todo, contaba el actor a la web de Vanitatis.

¿Cómo ha ido el rodaje de esta segunda temporada de Gran Hotel?

Me gusta mucho más que la temporada anterior. Me parece que están haciendo algo muy bueno en los nuevos capítulos y estoy muy contento con el resultado.

¿Qué vamos a ver nuevo en esta temporada?

En esta temporada estoy enamorado. Lucharé por estar con Alicia, que es lo que siempre he querido. Quiero tener una vida con ella.

¿Qué diferencia a este segundo año de vuestro primer intento?

En esta temporada estamos todos más asentados. El rodaje va más rápido y está siendo todo mucho más interesante. Estoy encantado de que estemos allí y de que hagamos otra temporada, que espero que la hagamos. La audiencia no ha sido muy buena, entre comillas.

Es difícil competir contra ‘La Voz’…

Pues sí. Un programa que dura cuatro horas es normal que haga esa audiencia. Pero estoy muy contento con lo que estoy viendo.

¿Cómo es trabajar con Bambú, ya que has trabajado con varias productoras?

Con Bambú estoy encantado. Me dieron la oportunidad en Gran Reserva. Es una piña, muy familiar y acogedor y trabajar con ellos es una maravilla. Me he sentido muy motivado y respaldado. Ojalá dure mucho la serie y haga muchas cosas con Bambú.

Parece que una vez entras en Bambú no quieres salir…

Sólo he estado en Gran Reserva y Gran Hotel. Y sí, estoy encantado con este trabajo.

¿Crees que ya os habéis desligado de la imagen que se creó como copia a Downton Abbey?

Creo que sí. Creo que la gente se ha dado cuenta que no es lo que vio al principio, ahora tiene otras historias y otros personajes. Al principio lo que tienes es una imagen global y las dos parece que tienen el mismo aspecto de época. Es normal que lo comparasen, pero la gente ya se ha entusiasmado con los nuevos personajes.

¿Y cómo es trabajar con actores como Concha Velasco?

Un placer. He coincidido poco con ella, pero es un verdadero placer. Es cómodo, fácil. Concha Velasco es una maravillosa persona, buena compañera, agradecida. ¿Qué más voy a decir? Estoy encantado de haber trabajado con esta mujer. Y lo mejor es que es más grande como persona todavía.

Ya que los dos sois de la misma productora, ¿trabajarás de nuevo con tu hermano Aitor Luna?

No creo. De momento no hay nada pensado. El día que nos juntemos queremos que sea algo especial, de otra forma. Pero lo que si espero es que mi hermano siga trabajando con Bambú.

¿Y trabajar tanto en televisión no te quita tiempo para aceptar trabajos en cine?

Estoy todo el día con este proyecto que es de lunes a viernes. Con esto y con el estudio no tengo tiempo.

¿Pero te gustaría hacer más cine?

Sí, claro, me encantaría hacer cine. El año que viene espero hacer una película con Antonio Hernández y con mi hermano. Creo que va a ser muy buena.

¿Cómo ves la situación actual de las grandes pantallas?

Es una pena que pase todo esto y mucha gente se quede en paro. Espero que cambie un día, aunque lo veo muy lejano. Está la cosa muy mal y muy difícil, por eso yo me siento tan privilegiado por estar tal y como estoy.

¿Te atreverías a abandonar la televisión ahora que está tan mal el cine?

Abandonar la televisión es dejar este medio en un segundo lugar, pero la televisión para mí es lo que me ha dado y me ha enseñado todo. Espero no abandonar esto en mucho tiempo. En televisión tienes más tiempo para crear tu personaje, mientras que en el cine grabas en un mes y medio a veces. Por eso, tal y como están las cosas, no puedes permitirte un trabajo así. Ahora mismo tener un contrato en televisión y tener trabajo todo el año es la leche. Así es cuando puedes vivir tranquilamente.

¿Y crees que el Gobierno está tomando las decisiones correctas?

(Risas) Ya me estás metiendo en un terreno difícil. Creo que está todo tan mal a todos los niveles, en todas las profesiones, que al final que la nuestra se vea tan afectada es una putada, pero es normal. Está todo jodido, pero no sólo nuestro sector. Espero que cambie algún día y vernos como hace algunos años. El mundo está cambiando muy rápido o soy yo que estoy creciendo y ahora veo todo de otra forma.

¿Tienes en mente algún papel que siempre has querido hacer?

La verdad es que, al ritmo tan frenético que han ido las cosas, tengo mucha suerte. He hecho lo que me ha ido apeteciendo y ha ido surgiendo sobre la marcha. Ahora mismo el proyecto del que tengo más ganas es la película con mi hermano y Antonio Hernández.

¿Y alguna vez dirías que no a un papel por vergüenza?

Claro. Depende del tipo de carrera que quieras hacer o que tengas. Si no te ofrecen nada tienes que coger lo que te den si no tienes otra alternativa. Yo, de momento, por suerte, no he parado de trabajar durante seis años y estoy intentando hacer la carrera que quiero hacer y me han permitido. Si no pudiera, no me quedaría otra que aceptar lo que me diesen. Al estar participando ahora en un proyecto que me apasiona, no tengo que estar pensando en otras cosas.

¿Te gustaría dar el salto a EE.UU. en algún momento?

Me encantaría, pero me gusta mucho lo que estoy haciendo. No han parado de ofrecerme cosa que me apetecían. Tendría que aprender inglés, que estoy en ello. Sí que me gustaría, pero llegará algún día. Empezaría con una película con poco diálogo y muy mala, claro.

¿Y serías capaz de dar el salto como Maxi Iglesias?

(Risas) A mí ahora mismo no me apetece. No creo que sea dar un salto. Un actor tiene que saber hacer de todo, pero ahora mismo lo que quiero es crecer como actor.

Vamos a hablar de lo que se dice en las redes sociales. ¿Por qué se quitan tanto la camiseta los jóvenes en las series?

Eso es el guión. Lo único que tienes que pensar es hacerlo lo mejor posible. Quitarte la camiseta al final es quitarte la camiseta. Es peor estar tres horas a menos tres grados y seguir grabando. Si haces una serie para niñas es muy efectivo quitarte la camiseta. Todo depende de lo que hagas. A las niñas les gusta ver a Mario Casas sin camiseta.

¿Alguna vez has pensado ponerte detrás de las cámaras?

Con calma. Tengo algunas ideas que me gustaría desarrollar y ponerlas en papel, pero ahora mismo no tengo tiempo.

¿Y cómo llevas todo el fenómeno fan?

Cada vez mejor. Con El internado era otra cosa, era muy a saco. Vivía en el centro de Madrid y era una locura. Ahora estoy por los alrededores, es una vida más tranquila. Al final somos personas, sin más. Nuestro trabajo es acatar lo que dice un director y ya está. Lo que pasa es que yo nunca he sido fan de nadie. Me han gustado grupos de música y muchos actores pero nunca me he interesado así por nadie, entonces nunca he entendido esta locura.

La prensa de momento no te persigue mucho…

Todo depende del tipo de vida que quieras hacer. Yo siempre he querido tener una vida mucho más tranquila.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!