Gran Hotel

Marta Larralde: “Adriana Ozores siempre fue una de mis actrices favoritas”


Marta Larralde se formó como realizadora y empezó a trabajar como guionista y ayudante de dirección hasta que llegó de forma casual a la interpretación al ser elegida para protagonizar la película “Lena” en su ciudad natal, Vigo.

Han pasado diez años y sigue centrada en su carrera como actriz (con películas como “León y Olvido”, series como “Hospital central” o teatro como “Solsticio”) pero es un espíritu inquieto que sigue formándose en danza, canto o circo sin renunciar a otras pasiones como el deporte, cuenta Larralde a la revista Diez Minutos.

Ahora, está pendiente de la emisión de los nuevos capítulos de “Gran Hotel” y en plena grabación de la cuarta entrega.

-Belén acaba sola y alejada del hotel. ¿Qué le depara a tu personaje?

-Belén es una fiera y se las ingeniará para conseguir sus intereses, pero que lo consiga es otro asunto. No puedo contar nada, pero va a descolocar a más de uno en el Gran Hotel.

“Con Concha Velasco me parto de risa”

-¿Qué es lo que más te gusta del papel de Belén? ¿Y lo que menos?

-Me gusta que es una mujer con pasiones y deseos. Da mucho placer interpretar un personaje así, nunca sabes cómo va a reaccionar. Lo que menos me gusta son las torpezas que comete cegada por la avaricia.

-Le traiciona su ambición, ¿hay mucha gente así por la vida?

-La ambición no es algo negativo, todo lo contrario, puede ser un buen motor de vida. El esfuerzo y la dedicación que uno emplea cuando tiene que conseguir alguna meta es muy bueno. El problema es cuando no se tienen valores, se carece de principios y se hace daño a los demás. Lamentablemente conocemos muchos casos así y no son de clase baja precisamente.

-Actúas al lado de grandes como Concha Velasco o Adriana Ozores, ¿cómo se trabaja a su lado?

-Me siento muy cómoda y protegida con ellas porque me transmiten seguridad. Son tan buenas y tan finas en su trabajo que siempre sacan lo mejor de mí. Es un privilegio y una gran suerte. Adriana siempre fue una de mis actrices favoritas, trabajar junto a ella es un sueño.

“Era un gusto escuchar a Juan Luis Galiardo”

-Y con Concha, ¿cómo son los rodajes a su lado?

-No dejas de aprender sobre la vida, el teatro, el cine… es un gusto oírla hablar. Procuro estar pegada a ella porque, además, tiene un gran sentido del humor. Me encanta cuando antes de una escena nos ponemos a improvisar, a jugar un poco en plan suegra-nuera. Me dice cada cosa que me parto de la risa. Le he cogido un gran cariño.

-Ha sido el último trabajo de Juan Luis Galiardo, ¿qué sentistéis al conocer su fallecimiento?

-Mucha pena y rabia. Estaba lleno de energía y se le notaba feliz de formar parte de la serie. Era un gusto escucharlo llegar por los pasillos, con esa voz, con esas palabras mordaces e inteligentes que asomaban por su boca. Aquel día fue el más triste en el plató. Nos acordamos mucho de él.

-De los jóvenes, Amaia Salamanca, Yon González, Llorenç González… ¿Con quién has hecho más pandilla?

-Con Llorenç voy mucho al teatro; nos encanta. También quedamos de vez en cuando otras actrices como Raquel Sierra, Marian Arahuetes, Andrea Trepat, Paula Piola….

-Creo que incluso veis juntos algunos capítulos, ¿es así?

-Sí, es muy divertido. El último capítulo lo vimos en mi casa con Luz Valdenebro (Sofía Alarcón) y Paula Prendes (Cristina). Y tenemos un grupo de WhatsApp que echa humo cuando se emite la serie.

“No puedo vivir sin hacer deporte”

-“Gran Hotel” ha sido el papel que más reconocimiento te ha dado en televisión, ¿cómo lo vives?

-Con mucho agradecimiento. Trato de seguir aprendiendo y poner cada día toda la carne en el asador. Pensar en mis compañeros en paro me da mucha energía y mucho respeto por el trabajo.

-Has trabajado también como auxiliar de dirección con Fernando León de Aranoa o Félix Sabroso, ¿en el futuro te ves más tras las cámaras?

-Ahora toda mi energía está puesta en la actuación. En un futuro me gustaría producir a otros.

-Y te gusta cantar, ¿te preparas?

-Cuando tengo tiempo tomo clases, pero creo que jamás me llamarán para un musical.

-Haces yoga y baile (Lindy Hop, un baile muy energético), ¿forma parte de tu estilo de vida o es para estar en forma?

-He hecho deporte toda mi vida, no podría vivir sin ello. Bailar me encanta.

”He hecho acrobacias y malabares”

-También te tira el circo. Explícate.

-La disciplina que descubrí con el circo me fascinó. Hice un poco de acrobacias, malabares… pero lo que me enganchó fue el trapecio, las telas y la danza aérea. Nunca he pensado en dedicarme a ello profesionalmente, sólo por darme el gusto.

-¿Y trabajar fuera de España porque ya has hecho cosas fuera?

-Una película en Brasil, otra en Argentina, otra en Chile… Viajar es otra de mis pasiones. Me encanta descubrir otras maneras de hacer las cosas.

-Has dicho que en las series españolas “hay demasiada cama”. ¿Te costaría desnudarte por un papel?

-¿He dicho yo esto? ja, ja, ja, ja. No consumo mucha tele, sólo veo “Gran Hotel”. Los desnudos gratuitos me molestan como espectadora.

-¿Cómo es Marta fuera del trabajo?

-Soy muy activa. Entre clases de interpretación, yoga, danza, cortos (casi siempre estoy enrolada en alguno)y carreras populares tengo la agenda repleta.

-En la ficción, madre de gemelos, ¿te tienta la maternidad?

-Me encantaría tener mellizos y acoger a todos los niños que pudiese. Ojalá me quede espacio también para el perro boxer y el gato persa.

Marta Larralde en privado

Siempre está ocupada. Si no está trabajando, Marta Larralde se apunta a mil y un planes, sobre todo cursos para formarse y ampliar su currículum. De éstas y otras inquietudes nos habló en la sesión de fotos.

La belleza de Marta Larralde ”al descubierto”

Antes de irme a la cama… me lavo bien la cara y me la hidrato.

En mi bolso siempre llevo… nada de cosmética.

Mi perfume favorito… Vainilla y Tabaco de Tom Ford para olerlo en otras personas.

Mi producto de belleza ideal… una mascarilla corporal de chocolate.

Cirugía estética, ¿a favor o en contra?… me gusta la naturaleza tal cual.

Lo que más me gusta de mi cuerpo… mis tobillos.

Lo que menos me gusta de mi cuerpo… no consigo dejarme las uñas de las manos largas.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!