Gran Hotel

Entrevista a Llorenç González: “Andrés vivirá situaciones que harán que deje atrás su tierna inocencia” (Exclusiva)


El actor Llorenç González, que interpreta el papel de Andrés en la serie de Antena 3 y Bambú Producciones, ‘Gran Hotel’ habla para Gran Hotel Mi Zona TV. Actualmente en ‘Gran Hotel’, es uno de los camareros del servicio. Es el hijo de Ángela, la gobernanta. Es leal y de buen carácter. No le gusta meterse en líos y es algo miedoso. Es un chico responsable, con gran capacidad de trabajo y sacrificio. Se casó con Belén, una doncella del Hotel y acaban de ser padres. Pero nadie debe enterarse de que el bebé está vivo… Además, Andrés es el verdadero heredero del Gran Hotel.

enrique baró ubach

– ¿Tenías claro desde pequeño que querías ser actor o fue algo casual?

No tenía claro que de niño quisiera ser actor, pero tampoco fue algo casual. A los 6 años empecé a estudiar música en una escuela y ya de bien pequeñito me subía a los escenarios en los conciertos de fin de curso. Y a medida que me hacía mayor, fui poco a poco descubriendo cómo me llenaba el hecho de poner mi sensibilidad al servicio de contar una historia que tiene que impactar en un público, ya sea cantando, bailando, o interpretando un texto.

– Después de tantas funciones, películas y capítulos de televisión a tus espaldas ¿Todavía sientes ese gusanillo antes de entrar en escena?

Por supuesto que sí. Los nervios, si no se desbordan de manera incontrolada, se convierten en un gran aliado porque te sitúan en el presente, que es de las cosas más importantes para interpretar.

– ¿Recuerdas la primera vez que te subiste a un escenario o te pusiste delante de una cámara?

La primera vez que me puse delante de una cámara fue, hace no muchos años, en una serie de la televisión catalana; yo venía de hacer bastante teatro y durante la secuencia me apoye en uno de los decorados, se movió una pared entera, y me pidieron menos energía, claro.

La primera vez que me subí a un escenario, sí que hace más tiempo, fue una sensación muy especial que en cierto modo se repite cada vez que tengo la oportunidad de subirme a uno. Es algo que casi diría que se tiene que vivir para saber lo que es.

– ¿Eres de los actores que no soportan verse en casa cuando emiten el capítulo en televisión o en cambio te gusta verte para mejorar?

He hablado con actores y actrices que no ven sus trabajos. Creo que es algo muy personal. Yo por el momento necesito ver para saber qué transmito, qué puedo mejorar. Es difícil, muchas veces verse a uno mismo, pero yo creo que forma parte de mi trabajo.

enrique baró ubach

– ¿Cómo llegó a tus manos el papel de Andrés? ¿Cómo es un día de trabajo en “Gran Hotel”? ¿Cuántas escenas podéis llegar a rodar al día?

Tuve la posibilidad de venir a Madrid a hacer varios cástings de algunas de las series actuales como “La república”, “El secreto de puente viejo”, “Isabel” y también “Gran Hotel”, y me salió este último.

Un día de rodaje en Gran Hotel, empieza tempranito, sobretodo si te toca grabar la primera secuencia del día, sobre las 7:30h de la mañana. Llegas y vas directo a maquillaje y peluquería. Después al camerino a vestirte y al plató a grabar. Si ese día tienes bastantes secuencias, no sales de plató hasta las 15:30h que acaba la jornada. Si no, pues ruedas tus secuencias y tienes tiempo para aprovechar lo que queda de la mañana.

El número de secuencias en un día depende mucho de las dificultades técnicas de cada secuencia, pero por lo general, creo que grabamos entre nueve y doce secuencias al día.

– En los últimos capítulos de la primera temporada descubrimos que Andrés es el heredero del Hotel. ¿Te esperabas este giro en la trama o los guionistas te lo contaron con antelación?

Yo sabía algo desde el principio pero no sabía ni cómo ni cuándo iba a llegar, así que casi puedo decir que me sorprendió incluso a mí.

– ¿Se enterará Andrés de la verdad? Que su padre es Don Carlos Alarcón y que es él el heredero del Gran Hotel… ¿tendremos que esperar o lo podremos ver en esta segunda temporada?

No voy a desvelar qué va a descubrir Andrés y qué no; lo que sí puedo decir es que Andrés vivirá esta temporada situaciones que harán que empiece a dejar atrás su tierna inocencia y empiece a entender el verdadero mundo que es el Gran Hotel.

– Hemos visto a un Andrés muy tierno con su bebé. ¿Ha sido difícil rodar con el bebé o los bebés?

Ha sido, sobretodo, emocionante. Para mí ha sido increíble porque el bebé reacciona y muchas veces interactúa contigo espontáneamente y eso hay que aprovecharlo porque es presente, total y verdadero. Creo que el hecho de rodar con bebés de verdad le aportan a las secuencias algo muy especial y un punto muy tierno. Hace que el espectador se sienta atraído por algo que es puro impulso, puro descubrimiento. El bebé no actúa, vive, y eso es tremendamente atractivo y rico. Y cómo vive, pues se siente incómodo y llora, y hay que parar la secuencia, y esperar a que se calme, y otras veces extraña a su madre y vuelve a llorar y hay que volver a parar. Y cuando el tiempo apremia, pues se cambia por un muñeco y a rodar. Es verdad que hay que cuidar mucho este tipo de apariciones, pues estamos hablando de un bebé de carne y hueso. Pero si todo se hace con respeto y cariño, el resultado creo que es muy bello.

enrique baró ubach

– ¿Abrirá por fin los ojos Andrés y descubrirá quién es en realidad Belén, y los intereses que tiene?

Como ya he dicho antes, Andrés se dará cuenta de ciertas cosas que le harán madurar como individuo…

– ¿Qué tal la experiencia de trabajar junto a la gran Concha Velasco?

Trabajar con Concha es aprender cada día. Es querer esta profesión como algo muy íntimo. Es aprender de cine, de teatro, de la vida. Aprender a reírse de uno mismo, con clase. A ser irónico y divertido. A jugar. Y a tomarse el trabajo de manera profesional y a no relajarse nunca.

Confieso que lo que conocía de Concha es todo lo que había leído en revistas y otros medios sobre su vida, que poco me interesaba, la verdad. Apenas conocía a la Concha actriz, y después de ver “La vida por delante” y tener la oportunidad de trabajar con ella, puedo decir que ha sido ¡un descubrimiento maravilloso!

– ¿Qué tiene Llorenç de Andrés?

Nunca sé muy bien qué contestar a esta pregunta. Siempre digo que todo y nada, porque lo interpreto yo (Llorenç) y no otro, y por tanto cuando interpreto a Andrés se lo doy todo, de alguna manera; mi cuerpo, mi voz, mis gestos, mis ojos, mi pelo. Pero también es verdad que el caracter del personaje tiene unos rasgos más destacados que no son sólo los que tengo yo como persona, sino que según qué personaje, predominan unos u otros. Y ese es un poco mi trabajo, descubrir qué matices le van bien a Andrés y que yo, Llorenç le puedo dar. Que estén más cerca de mí como persona o no, creo que es algo para la intimidad.

– ‘Gran Hotel’ ya tiene una tercera temporada confirmada, que empezaréis a grabar en Noviembre ¿Te esperabas el éxito de la serie?

¡Qué bien que esté la temporada confirmada! Yo todavía no sabía nada…

Desde el principio intuí que estábamos haciendo entre todos un producto de muy buena calidad. Con mucho mimo y con mucha responsabilidad. El otro día leí un artículo de “El País” que con el titular creo que se explicaba muy bien, de manera sencilla y llana: «Cuando las cosas se hacen bien». Y continuaba alabando los contenidos de la serie, la fotografía, el reparto, los escenarios, y también decía, según su punto de vista, pequeñas cosas que no eran acertadas o que podían mejorar, pero lo más importante era que había un compromiso claro por hacer las cosas con rigor. Estoy de acuerdo con todo esto.

Para mí “Gran Hotel” es un paso importante de calidad en la ficción de este país.

enrique baró ubach

– ¿Qué tal la experiencia de grabar en los exteriores del Palacio de la Magdalena en Santander?

El Palacio de la Magdalena de Santander y los alrededores son fantásticos y bellos. Según el momento del día hay una luz increíble y mágica. Para un actor es algo magnifico rodar en un espacio así porque no hace falta un trabajo de abstracción. La naturaleza está ahí mismo, el mar, se oye allí mismo, la luz se nota, el aire se respira, la fachada del hotel es de piedra y se puede tocar. Se ve el horizonte. Es un lugar altamente estimulante y qué mejor para un actor que un sitio estimulante.

– ¿Nos puedes contar alguna anécdota del rodaje? ¿Algún ataque de risa?

No recuerdo ningún ataque de risa desmesurado. Anécdotas hay muchas, yo casi siempre cuento la misma. En una de las primeras secuencias que grabé con Concha, ella tenía que pegarme una bofetada y repetimos la secuencia unas siete veces, o sea, siete bofetadas. Concha me pedía perdón y yo le decía que estaba encantado de que me pegara. Acabé con hielo en el moflete, ¡pero encantado de la vida!

© Copyright Mi Zona TV. Prohibida su copia, reproducción o utilización en cualquier web, blog o cualquier otro medio.