Gran Hotel

Así ha sido el final de ‘Gran Hotel’ y el futuro de los personajes


Gran Hotel ha cerrado sus puertas para siempre. Al final del capítulo hemos visto un salto en el tiempo de 2 años, dónde se nos ha contado a dónde ha llevado la vida a los protagonistas de la serie.

Julio y Alicia, después de haber salvado todos los obstáculos que la vida les ha puesto entre ellos, y de guardar en secreto una relación imposible, por fin les ha llegado el momento de ser felices, y continuar su futuro juntos.

La pareja, ahora libre y feliz, ve recompensado todo el sufrimiento que ha vivido durante estos años y tienen un precioso niño al que quieren con locura.

Por su parte, los mejores amigos de esta pareja, Andrés y Maite se casan y viven felices una nueva vida tras comenzar su romance de una forma inesperada, finalmente los dos mejores amigos, y las dos mejores amigas, han formado dos bonitas parejas.

Los que antes eran Marqueses, ahora afrontan una nueva etapa. “El Alcalde de Santander todo un ejemplo de carácter”, así abren en portada los periódicos de la región. Alfredo es ahora la mayor autoridad de Santander, siempre a lado de su esposa Sofía.

El cuerpo de Vigilancia se ve recompensado tras todos los éxitos policiales llevados en los últimos años. Ayala y Hernando reciben medallas conmemorativas por su labor policial, aunque el pobre Hernando siempre un paso por detrás de su querido Ayala, donde el número de medallas es mucho menor.

El matrimonio entre Javier y Laura tienen cinco preciosos niños fruto de su alocado amor, aunque a Javier no le acaba de convencer eso de ser padre. Laura, supera su locura con Simoneta y proyecta todo su amor por sus hijos.

Doña Teresa, radiante y feliz vuelve a estar al mando del “Gran Hotel”, que vuelve a ser lo que fue en los mejores tiempos, superando todo tipo de dificultades y demostrando que sigue siendo uno de los hoteles más aclamados del país.

Diego, o mejor dicho, Adrián Vera Celande, muere a manos de Cisneros, que finalmente cumple con su prometida venganza: “Tú y yo arderemos en el mismo infierno Adrián, solo que tú llegarás antes”. Diego se arrepintió ante Alicia por sus actos antes de morir, aunque ya era demasiado tarde.