Gran Hotel

Antonio Reyes: “Trabajar con Concha Velasco es magnífico”


Este cordobés de 37 años interpreta a Hernando, un aprendiz de detective muy peculiar, en la serie ‘Gran Hotel’.

Antonio Reyes es Hernando, el ayudante de policía, un poco torpón, que aparece en la serie “Gran Hotel”, que emite Antena 3. Desde los doce años está vinculado al teatro, aunque su primer trabajo fue en una oficina: “Estudié administrativo, pero a los 25 años me trasladé a Madrid para estudiar Arte Dramático. Tenía la edad justa para emprender otro camino más vocacional. No me ha ido mal, pero he tenido que luchar mucho”, cuenta el actor a la Revista Diez Minutos.

– Pero fuiste valiente al dejar un trabajo seguro.

Soy muy echado para adelante, pero también me acechan las inseguridades.

– En “Gran Hotel” eres un Watson un poco peculiar.

Mi personaje no se parece al del ayudante de Sherlock Holmes. Yo soy un detective torpón y se nota más porque mi jefe es demasiado listo.

–  ¿Cómo es trabajar con Concha Velasco y Adriana Ozores?

Magnífico. Son maravillosas, como mí compañero Antón Muñoz, un gran actor que me ayuda mucho. Concha es un encanto y muy divertida. Nos cuenta muchas anécdotas personales y profesionales.

– ¿La muerte de Juan Luis Galiardo ha sorprendido al equipo?

Imagino que sí, porque los guionistas han tenido que cambiar toda la trama. Su muerte ha sido un palo para todos. Quedan por emitir ocho capítulos en los que todavía aparece y a finales de mes empezamos a grabar la tercera temporada.

“Soy de pueblo pero me siento urbanita”

– “Gran Hotel” está teniendo éxito de audiencia.

Pese a que competimos con “La Voz”, superamos los tres millones de telespectadores. La serie se ha vendido a Francia, donde ha tenido mucho éxito y a Inglaterra.

– ¿Qué haces cuando no trabajas?

Vida normal de soltero. Hago teatro, salgo con los amigos e intento ser el amo de la casa. Voy a la compra, hago gazpacho y no soy muy cocinilla. Me he adaptado muy bien a Madrid y, cuando voy a Baena (Córdoba), a ver a mi familia, estoy deseando volver. Me siento un urbanita.