Gran Hotel

Análisis del capítulo 3×13 de “Gran Hotel”: El secreto de Diego


Javier y Laura llegan de su luna de miel, pero Javier no se encuentra a gusto, pues Laura está empeñada en cambiarle y, además, le tiene agotado.  Dña. Teresa le advierte que si está pensando en abandonarla puede olvidarse de la idea, pues la familia necesita la dote de su familia y sólo se la darán si continúa casado con ella.

   

Adrián Vera Celande

Alicia, Mayte y Julio siguen tratando de averiguar el significado de la frase “En Caín era la verdad” y tras saber que no pertenece a la Biblia cambian su estrategia e intentan descifrar el significado mediante el contexto. Además se encuentran con una nueva pista, pues a Ayala le entregan un telegrama en el que les indican que no es en la Biblia donde han de buscar, sino en las habitaciones del hotel ya que “hay un orden en su desorden.

Para descifrar estos mensajes Julio, Alicia y Mayte revisan todas las habitaciones del Gran Hotel en busca de algo que pueda estar desordenado y la clave la encuentran en las llaves de las habitaciones del hotel, pues alguien las ha colocado en un determinado orden que no es el correcto. Combinando el orden de las letras y números hallan el mensaje que estaban buscando y encuentran un nombre “Adrián Vera Celande”. Ayala les cuenta que ese nombre aparece en sus archivos como prófugo de la justicia tras matar a su esposa Marta.

   

Para averiguar más sobre Adrián Vera Celande, Alicia le pregunta a Diego si le suena ese nombre, pero Diego lo niega y, para intentar que Diego les cuente lo que sabe sobre Adrián, deciden fingir que Adrián se ha hospedado en el Gran Hotel durante unos días.

Cuando Diego ve que Adrián Vera Celande está hospedado en el hotel se dirige hacia la habitación en la que está registrado armado con una pistola pero en la habitación no está Adrián, sino Ayala que descubre que Diego, en contra de lo que él afirma, sí conoce a Adrián.

Cuando Alicia ve las imágenes de la esposa de Adrián reconoce a la mujer que vio en el retrato de boda de Diego cuando estaba secuestrada, por lo que llegan a la conclusión de que Diego es Adrián Vera.

Adiós, Camila

Camila vuelve a trabajar, pues ya se encuentra mejor pese a que su relación con Andrés se haya acabado porque cree que Andrés se sigue viendo con Belén. Como está tan dolida y no quiere seguir en el hotel, Camila intenta buscar otro trabajo para alejarse de Andrés.

Andrés quiere hablar con Camila, pero ésta no quiere hablar con él, pues piensa que aún siente algo por Belén ya que Belén se ha encargado de que así lo piense. Para intentar que Belén se aleje de Camila, Andrés le pide dinero a Alicia, que le da un collar para que pueda venderlo y el dinero que consigue se lo entrega a Belén junto con la dirección de una casa en la que le ha conseguido trabajo. Pero Belén le da a Camila el trabajo y el dinero que Andrés le había conseguido y Camila deja el Gran Hotel.

   

Belén sigue intentando quedarse con Andrés a toda costa y hace que Andrés se enfade hasta perder el control, pues Andrés había estado bebiendo y persigue a Belén fuera del hotel. A la mañana siguiente Andrés aparece manchado de sangre y sin recordar nada de lo sucedido.

El Rey está en el hotel

Un huésped está causando problemas y Dña. Ángela, junto a Jesús, piden a Alfredo, como director del hotel, que eche al huésped del mismo. Pero Alfredo, en lugar de echarla, pide que la traten bien, pues es la amante del rey y es posible que el rey aparezca en el hotel en cualquier momento.

Alfredo, que quiere recuperar su condición de noble ve la oportunidad de hacerlo pidiéndoselo directamente al Rey cuando aparezca en el hotel. Y así lo hace, pues cuando el rey llega al Gran Hotel se queda en la habitación de su amante y cuando Alfredo ve llegar a la Reina corre a avisarle para que la Reina no descubra su infidelidad.

   

Para devolverle el favor, el rey reestablece la condición de noble de Alfredo, pero no como Marqués de Vergara, sino como Señor de Cantaloa. Alfredo, que cree que el título es insuficiente para él termina aceptándolo pero le miente a Sofía diciéndole que vuelven a ser  Duques de Cantaloa.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!