Gran Hotel

Análisis del capítulo 3×07 de Gran Hotel: Los espejismos de Javier


Antes de morir Benjamín, le entregó a Alicia un pequeño frasco para que pudiese hacer justicia con él. Alicia, intrigada, pide a Ayala que compruebe si el frasco que le dio Benjamín contiene arsénico. Tras analizarlo Ayala le confirma que el frasco contiene el suficiente arsénico como para matar a un hombre de complexión media y a Alicia no le queda ninguna duda de que alguien envenenó a su padre. Tan solo le queda descubrir quién fue.

   

El frasco de arsénico

Cuando Diego descubre que Alicia tiene el frasco de arsénico y Alicia le pregunta qué había dentro del frasco, Diego le cuenta que D. Carlos cambió la medicina que había dentro del frasco por arsénico porque quería envenenar a Dña. Teresa. También le cuenta a Alicia que sus padres discutían cada vez más y D. Carlos quería reconocer a Andrés como heredero del hotel, algo que Dña. Teresa no aceptaba y, para ganar esta batalla, pidió la incapacitación jurídica de D. Carlos. Cuando D. Carlos se enteró decidió matar a Dña. Teresa.

Alicia y Julio buscan la notificación sobre la incapacitación de D. Carlos en la habitación secreta, pero lo que descubren es una póliza de seguro de vida de D. Carlos en la que Dña. Ángela figura como beneficiaria. Alicia le pregunta a su madre sobre la póliza, pero Dña. Teresa no sabía que D. Carlos la había contratado hasta que D. Carlos murió y le dieron el dinero.

   

Para averiguar más sobre la póliza, Julio va a la aseguradora haciéndose pasar por el detective Ayala y comprueba que en la aseguradora no validaron la póliza en la que la beneficiaria era Dña. Ángela, sino que validaron una falsificación en la que aparecía Dña. Teresa como beneficiaria y aprovechando que está en la aseguradora le pide que averigüe qué falló el juez en la incapacitación jurídica de D. Carlos. El juez no validó la incapacitación jurídica de D. Carlos.

Alicia, con la ayuda de la información que Dña. Ángela le da, coloca la habitación de su madre para que esté tal y como estaba el día en que murió D. Carlos y, al ver que Dña. Teresa reconoce el frasco en el que estaba el arsénico no le queda ninguna duda de que su madre mató a su padre. Pero Dña. Teresa destruye el frasco delante de Alicia para que no haya ninguna prueba que la pueda inculpar.

Don Andrés Alarcón

Alicia y Julio quieren que Andrés vuelva al Gran Hotel, pero Andrés aún no ha perdonado a sus amigos ni a su madre por mentirle y ocultarle su verdadera identidad durante tanto tiempo. Alicia quiere que Dña. Teresa reconozca los derechos de Andrés y vuelva al Gran Hotel como un Alarcón, pero Dña. Teresa se niega alegando que Andrés no es hijo suyo.

Dña. Teresa finalmente acepta y reconoce a Andrés como heredero del Gran Hotel siempre y cuando pueda contar con su voto y el de Alicia en el Consejo de Dirección que Alfredo ha convocado.

Pero Andrés no quiere volver al Gran Hotel, pues no se le ha tratado como un Alarcón mientras ha estado allí y no cree que se le vaya a tratar como tal ahora. Julio logra convencerlo y Andrés llega al hotel como Andrés Alarcón.

   

Durante la cena con el resto de su nueva familia es atacado por haber tomado la decisión de votar a favor de Dña. Teresa sin conocer el tema que se estaba tratando y toda la familia Alarcón, excepto Alicia, abandona la mesa ya que siguen sin considerar a Andrés como un miembro más de la familia.

Pero no sólo su nueva familia le da la espalda, pues dos miembros del servicio han sido despedidos para pagar las reformas del Gran Hotel que se están produciendo por la votación en la que Andrés tuvo el voto decisivo y sus excompañeros no se lo perdonan, incluida Camila, que sigue enfadada con Andrés por no decirle dónde estaba ni preocuparse por ella mientras estaba fuera del hotel.

Con este sentimiento de soledad y tristeza Andrés se va de noche a un burdel y allí encuentra a Belén, que le pide que la saque de ese lugar.

El Círculo del Mediodía

Una asociación hotelera en la que están incluidos los mejores hoteles de Europa se va a fundar en poco tiempo y Dña. Teresa quiere que el Gran Hotel esté incluido en esta asociación pero Alfredo, como director del hotel, quiere que las decisiones importantes se tomen en el Consejo Directivo con votaciones de todos los miembros, pues ingresar en “El círculo del mediodía” supondría una gran inversión económica a la que el Gran Hotel no puede hacer frente.

Una vez reunido el Consejo Directivo los votos a favor y en cuenta empatan en número, pero antes de acabar la reunión, Andrés aparece y apoya la decisión de Dña. Teresa, que gana por un voto a Alfredo.

   

Tras realizar las obras necesarias para entrar en El Circulo del Mediodía, Dña. Teresa acude a la reunión de la asociación, pero no le dejan pasar porque se ha revelado que el maître del Gran Hotel era el asesino del cuchillo de oro y El Circulo del Mediodía no puede permitirse un escándalo así.

Dña. Teresa, que no quiere perder la oportunidad de entrar en la asociación, boicotea la calidad del resto de hoteles para que también salgan en la prensa por sus escándalos y así su hotel sea elegido para formar parte del Circulo del Mediodía. Pero Dña. Sofía pone como condición para aceptar su ingreso en el Circulo del Mediodía siendo ella la presidenta, que la reunión para fundarlo se celebre en el Gran Hotel.

Las mentiras de Javier le saldrán caras

Un Coronel llega al Gran Hotel para comunicar la muerte de Javier en el ejército y Dña. Teresa decreta tres días de luto para honrar su memoria. Una vez está todo preparado para el velatorio por Javier éste aparece por sorpresa en el hotel y les cuenta cómo fue capturado y le hicieron prisionero para después escapar, pero Javier sitúa su historia en un desierto que no existe.

   

Alfredo sabe que Javier ha mentido y cuando va a decírselo, Javier le confiesa que huyó al desembarcar y supo que su compañía había sido atacada. Alfredo le ayuda a reconstruir la historia para que pueda parecer verdad cuando un oficial vaya a preguntarle por los detalles d su fuga, pero le pide a cambio que se posicione a su favor en la votación sobre el círculo del mediodía

Cuando el oficial llega para interrogar a Javier, éste le cuenta la misma historia que había estado preparando con Alfredo, pero el Coronel descubre que Javier está mintiendo por un error del joven y lo condena a explicar su huida ante un tribunal militar, quienes decidirán si fusilan o no a Javier.

Un cambio que apartará a Alfredo del hotel

Alfredo está cansado de que Dña. Teresa siempre consiga ganarle en todas las tomas de decisiones. Pese a ser propietario y director del hotel, Dña. Teresa sigue ninguneándolo y dejándolo a un lado en la toma de decisiones, por lo que Alfredo está pensando en vender su parte del hotel y empezar desde cero en otro sitio.

   

Cuando Sofía le cuenta a su madre que Alfredo está dispuesto a vender su parte del hotel,  le pide a Diego que llame a Quiroga para que le proponga a Alfredo que le cambie su parte de las minas por su parte del hotel, pues de no hacerlo Dña. Teresa reclamará las minas y tanto Gonzalo como Quiroga se quedarán sin los beneficios de las minas. Por lo tanto, Dña. Teresa se queda con la parte del hotel de Alfredo, Quiroga se queda con su dinero y Alfredo con las minas.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!