Gran Hotel

Análisis del capítulo 3×08 de ‘Gran Hotel’: Bienvenidos a 1907


Dña. Teresa recibe una citación judicial en la que se le comunica que ha sido llamada a declarar como imputada en el homicidio de D. Carlos, pues Julio ha presentado los cargos contra ella basándose en la información que descubrió con Alicia.

   

La verdad sale a la luz

Ayala ha contactado con distintos testigos para que declaren en el juicio en contra de Dña. Teresa, pero ésta se ha enterado y ha comprado a los testigos para que declaren que quien mató a D. Carlos fue Dña. Ángela.

En el juicio Ayala comienza interrogando al doctor que certificó la muerte de D. Carlos y admite que cobró por falsear el certificado pero quien se lo encargó fue Dña. Ángela, por lo que el juez pide que detengan a Dña. Ángela. Para que el doctor diga la verdad Julio va a su consulta y lo amenaza con matarlo consiguiendo así su propósito y haciendo que la declaración del doctor no inculpe a Dña. Ángela.

Cuando Dña. Ángela es llamada a declarar reconoce que quitó todo lo que había en la habitación cuando D. Carlos murió y ocultó la fecha de la muerte porque se lo pidió Dña. Teresa.

   

Para intentar aclarar los hechos Ayala llama a declarar a Alicia, quien le cuenta al juez que su padre envenenaba a su madre y ésta lo descubrió, además su madre modificó la fecha de la muerte de su padre para invalidar la carta en la que reconocía a Andrés como su hijo y también se encargó de que desenterraran el cuerpo de D. Carlos para evitar que se supiera que había muerto envenenado. También le cuenta que cuando dejó en la habitación el frasco de veneno con el que había envenenado a su padre y le dijo que sabía lo que había hecho, Dña. Teresa destruyó la prueba del crimen y por su reacción le dio a entender que fue ella quien lo mató.

Cuando Dña. Teresa se queda sin opciones para poder defenderse ante el tribunal acaba confesando que D. Carlos se suicidó porque creyó que iban a incapacitarle, pero ella eliminó todas las pruebas posibles para poder cobrar el dinero del seguro y además, para ocultar la imagen que daría al Gran Hotel que su director y propietario se suicidase. Aun así, D. Carlos dejó una nota de suicidio en la que explicaba sus motivos y Dña. Teresa le indica al tribunal dónde pueden encontrarla, pero cuando Ayala la busca, no está donde Dña. Teresa les ha indicado ya que Diego se la ha llevado para hacerle chantaje a Dña. Teresa.

Diego, el gran vencedor

Diego, con la nota de suicidio de D. Carlos, le propone a Dña. Teresa que le dé su parte del hotel y las minas a cambio de la nota. Como a Dña. Teresa no le queda otra opción, acaba aceptando el trato de Diego.

Cuando Diego es llamado a declarar confiesa que D. Carlos le prometió que sería él el director del hotel y se casaría con Alicia si Dña. Teresa moría. Diego afirma que D. Carlos se suicidó porque le habían concedido la incapacitación y no podría soportar la vergüenza de perder todas sus posesiones.

   

Por lo tanto, el juez dicta que no existen cargos contra Dña. Teresa y la deja en libertad.

Pero Diego no cuenta la verdad, pues D. Carlos quería matar a Dña. Teresa y como Diego le estaba ayudando le pidió que el calígrafo copiara una nota de suicidio con la letra de Dña. Teresa. Pero cuando Diego se enteró de que D. Carlos no quería que Alicia se casase con él, Diego utilizó la nota de suicidio que D. Carlos le había entregado para que, al matar a D. Carlos, pudiese ocultar que fue Diego quien lo mató.

Javier ante el pelotón de fusilamiento

Javier se encuentra ante un tribunal que tendrá que decidir su castigo por desertar del ejército y la sentencia que emite es la condena a muerte ante un pelotón de fusilamiento en un plazo de 7 días.

Como la única manera de conseguir que no fusilen a Javier es mediante un poder otorgado por el Rey y sólo Alfredo puede conseguirlo, por lo que Sofía y Dña. Teresa depositan su confianza en él para que Javier pueda salvarse de morir fusilado.

   

Alfredo contacta con su enlace en la corte para pedir el indulto a Javier, pero para conseguir el indulto tiene que vender su título de Marqués. Como está en juego la vida de Javier, Alfredo acepta y acaba consiguiendo que Javier sea indultado.

Pero el indulto de Javier se traspapela cuando iba a ser liberado y finalmente Javier acaba frente a un pelotón de fusilamiento que dispara contra él.

1907

Todos los fundadores del Circulo del Mediodía han confirmado su asistencia al evento de fundación en el Gran Hotel pero la asociación no se podrá fundar, pues ninguno de los socios ha ido al Gran Hotel y al contactar con ellos Dña. Teresa descubre que ninguno tenía pensado viajar al Gran Hotel.

   

Dña. Teresa, confundida, revisa la habitación del representante de los socios del Círculo del Mediodía y descubre que ha sido un actor el que ha preparado toda la farsa del Circulo del Mediodía. Ese mismo actor fue quien colgó el reloj que marcaría las 12 de la noche dando la bienvenida al año 1907 y activaría el luminoso del Gran Hotel.  Cuando llegan las 12 de la noche se produce una explosión en el hotel que dejará a la familia Alarcón en la más absoluta de las ruinas.

Comenta y reacciona más abajo, ¡queremos saber qué te ha parecido!